CLAVO CRUDO A DOS CENTAVOS-Roberto Contador

Imágenes integradas 2

 

En el Teatro de La Aurora:

MONTAJE “CLAVO CRUDO A DOS CENTAVOS” REVIVE LA HISTORIA DEL ASESINO Y CANÍBAL ESTADOUNIDENSE ALBERT FISH

 

Fuimos a ver CLAVO CRUDO A DOS CENTAVOS del dramaturgo nacional Roberto Contador.

Albert Fish, en realidad llamado Hamilton Fish, fue uno de los más impactantes asesinos del Siglo XX. La combinación entre sadomasoquismo, asesinato, pedofilia y canibalismo, lo convierten en una  pesadilla recurrente y escalofriante.

La historia transcurre en un pueblo costero-minero, en una casa montada de manera tal que el espectador comparte, íntimamente, junto a los personajes. Encontramos a Albert Fish (Rodrigo Pérez) clavado en sus manos a una silla, por su nieto Ed Johnson (Jesús Briceño), joven minero y poeta,  –situación no meramente utilitaria si no también simbólica a la relación del asesino con Jesucristo-.   La acción se genera dentro del encierro del viejo, las historias que narra el asesino y, fundamentalmente, la escabrosa relación que mantienen ambos con una joven con sífilis (a ésta solo acudimos a través de los diálogos de los personajes, la que resulta ser la más macabra pero a la vez el más poético de los hilos argumentales) son la parte trascendental, pero no la única. También encontramos guiones basados en las cartas que escribió el asesino, al confesar algunos de sus crímenes y donde se narra interesantemente las aficiones tan particulares del caníbal:

 

“Estimada Señora Budd. En 1894 un amigo mío fue enviado como asistente de plataforma en el barco de vapor Tacoma, el Capitán John Davis. Viajaron de San Francisco a Hong Kong China. Al llegar ahí el y otros dos fueron a tierra y se embriagaron. Cuando regresaron el barco se había marchado. En aquel tiempo había hambruna en China. La carne de cualquier tipo costaba de 1-3 dólares por libra. Así tan grande era el sufrimiento entre lo más pobres que todos los niños menores de 12 años eran vendidos como alimentos en orden de mantener a los demás libres de morir de hambre. Un chico o chica menores de catorce años no estaban seguros en las calles. Usted podía entrar a cualquier tienda y pedir corte en filete o carne de estofado”.

 

A pesar de los asesinatos y la sangre, la obra es capaz de mostrarnos belleza, a la cual acudimos a través de los guiones intensamente poéticos de los personajes, las relaciones entre amor y sadismo, entre inspiración divina, asesinato y repugnancia, las que son canalizadas a través de guiones  elaborados con una belleza estética conmovedora. Lo que nos rememora a Fisch, momentos antes de morir en la silla eléctrica, donde se cuenta que los alfileres que tenía en su “repugnante trasero” (como a  él le gustaba definirlo) hicieron cortocircuito. Quién sabe si inmerso dentro de tanto horror haya cabida para una poesía divinamente repugnante.

La actuación de Rodrigo Pérez es notable, desde sus movimientos corporales, mezcla entre monstruo y anciano bonachón, son realmente inquietantes y el parecido físico resulta certero.

Los invitamos a ver esta increíble obra y para entusiasmarlos los dejamos con un video, donde se escucha una de las piezas de música contemporánea y que aportan aún más dramatismo a la cuidada interacción de la obra: 





Imágenes integradas 1


EL EQUIPO DE REVISTA ABSENTA CUBRIRÁ ESTA OBRA

CLAVO CRUDO A DOS CENTAVOS

TEATRO DE LA AURORA

Av. Italia 1133, Providencia.

Reservas: 2 503 57 93 


ULTIMAS FUNCIONES: 29 de noviembre al 1 de diciembre

Viernes y sábado: 21.00 horas

Domingo: 20.00 horas

Entradas: $6.000 general y $3.000 estudiantes y tercera edad

Disponibles a través de Ticketek y en las boleterías de la sala

Dramaturgia: Roberto Contador

Dirección: Guillermo Ugalde

Elenco: Rodrigo Pérez, Jesús Briceño, Gonzalo Molina, Darío Oyarzún

Diseño integral: Toro

Composición musical y diseño sonoro: Zambrano

Asistencia de dirección: Cristina Tápies

Diseño gráfico y fotografías: Roberto Contador, Nicolás Pérez de Arce

Maquillaje y caracterización: Paula Casanueva

Producción general y prensa: Francisca Babul

    Esta obra cuenta con el auspicio del Fondart Regional 2013

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar